martes, 19 de noviembre de 2013

Breve paseo por el infierno


En ocasiones, un gran placer o un dolor, obnubila alguna de nuestras facultades, y entonces el alma se concentra en sí misma y no obedece a ninguna otra potencia, lo que contradice el pensamiento de aquellos que sostienen que tenemos dos almas, una al lado de la otra. Es por eso que cuando se ve o se escucha algo que es muy importante para el alma, el hombre ni siquiera es consciente del tiempo que transcurre, pues una cosa es la que esta atendiendo con sus sentidos y otra la que atañe a la integridad del alma, permaneciendo ésta en completa libertad, mientras que la conciencia se encuentra atada.
Dante, Divida Comedia


Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria
Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria

Detalle Catedral Vitoria

Detalle Catedral Vitoria

Detalles Catedral de Vitoria.